¿QUÉ ES UN MASAJE SUECO?

El masaje sueco es uno de los masajes mas conocidos y practicado, es también conocido como "masaje tradicional" o "masaje clásico". El masaje sueco está destinado a aliviar todo el cuerpo mediante la relajación de los músculos y permitiendo que el oxígeno fluya más fácilmente mediante la estimulación de la circulación sanguínea.


El término "masaje sueco" generalmente se aplica a una variedad de técnicas de masoterapia diseñadas para relajar los músculos aplicando presión sobre ellos. Durante esta sesión, el terapeuta trabaja con los tejidos blandos y los músculos del cuerpo para ayudar a restablecer el equilibrio y la salud.


Este masaje es perfecto para cualquier persona que tiene mucho trabajo y está estresada para relajar su cuerpo y mente. Al aliviar la tensión muscular, la terapia sueca puede ser relajante y energizante.

OBJETIVO DEL MASAJE SUECO


El objetivo principal del masaje sueco es aumentar el flujo de oxígeno en la sangre y liberar toxinas de los músculos, de esta manera conseguir una gran relajación tanto física como mental. Este masaje ayuda a eliminar los tejidos de depósitos nocivos como el ácido láctico, el ácido úrico y otros desechos metabólicos, lo que mejora el tiempo de recuperación de la tensión muscular.


BENEFICIOS DE UN MASAJE SUECO


Un masaje sueco afecta positivamente los nervios, músculos, glándulas, circulación y promueve la salud y bienestar integral.

Es un tratamiento que tiene como principal beneficio reducir el estrés, tanto físico como mental. Sin embargo tiene otros beneficios:

  • Aumenta de la fuerza muscular.

  • Calma el sistema nervioso.

  • Estimula la circulación sanguínea.

  • Reafirma el tono muscular y de la piel.

  • Mejorar el drenaje linfático de los desechos metabólicos.

  • Mejora en la duración y calidad del sueño.

  • Alivio del estrés, depresión, ansiedad e irritación.

  • Mayor capacidad de concentración.

  • Sensación mejorada de bienestar.





31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo